Lo último leído

martes, 17 de abril de 2018

La mujer en la ventana. A. J. Finn

La mujer en la ventana

A.J. Finn

A. J. Finn es el seudónimo de Dan Mallory, un editor que se ha lanzado a escribir ésta su primera novela que ha tenido bastante éxito. La escribió (como confiesa en una entrevista que le hicieron en "eldiario.es") después que fuera diagnosticado de un trastorno bipolar con el que sufrió bastante y cayó en depresión.
Tras superarlo decidió escribir sobre un trastorno diferente pero igualmente inhabilitante: la agarofobia. El miedo a los espacios abiertos.

¿De qué va la novela?. Seguro que recuerdan "La ventana indiscreta" de Alfred Hitchcock. En ella James Stewart está inmovilizado en su casa por culpa de un accidente en una pierna y pasa su abrumador ocio espiando los vecinos por la ventana. Primer punto de referencia. También recordarán "Sola en la oscuridad" en la que la maravillosa Audrey Hepburn con su ceguera nos mantenía en tensión durante la hora y tres cuartos de la película. Segunda referencia. Más recientemente, en 2013, pudimos ver "La mejor oferta" de en la que Sylvia Hoeks sufre de agorofobia. Esta referencia cinematográfica se acerca más a la novela de Finn que, por cierto, tiene todos los números para convertirse en un guión de un thriller.

Pero vayamos al grano. Ann Fox, una psicóloga de niños y adolescentes, hace diez meses que vive encerrada sola en un caserón enorme. Sufre de miedo a los espacios abiertos. Miedo que, en cuanto sale de casa, se transforma en pánico y éste en pérdida de conciencia. Por eso no sale. Ni siquiera a una terraza selvática que tiene en el ático o al jardín trasero de su casa.

Se entretiene espiando a los vecinos de su calle. Lo sabe prácticamente todo de ellos. Y no se limita a observarlos, sino que también los fotografía. Una buena cámara tiene un visor tan potente o más que unos buenos prismáticos.

Su segunda afición son las botellas de Merlot. Puede traginarse hasta tres o cuatro al día mezclandolas aleatoriamente con pastillas antidepresivas, hipnóticas y de todo tipo.

La tercera afición son las películas en blanco y negro. Hay numerosísimas referencias a algunas bien conocidas. Finn sabe de lo que habla.

La combinación de estas aficiones es fatal cuando has de convencer a alguien de que has visto o has oído algo que no deberías haber visto u oído. Y más cuando su psiquiatra sabe que diariamente hablas con tu marido y tu hija que murieron en un accidente que fue el desencadenante de todo.

El thriller está servido a partir del momento en que Anna ve por la ventana como alguien asesina a su vecina.

Es una novela trepidante que te interesa desde el principio, Las tres referencias cinematográficas que he escrito al principio de esta referencia, también nacieron primero como novelas de misterio. Y es que ha de ser muy difícil mantener la atención del lector o del espectador cuando el protagonista está limitado o impedido. Hay que echar mano de todos los recursos y Finn lo hace bastante bien.

¿Pegas?. No siempre mantiene el ritmo. Sobran un 30 % de páginas que, de suprimirse, mejorarían bastante la lectura que, a veces, pesa un poco.



domingo, 1 de abril de 2018

No digas noche. Amos Oz

No digas noche

Amos Oz

Amos Oz es un poeta y, además, un hombre sabio que conoce los secretos de las relaciones entre los seres humanos. Sus libros van de ésto y de las tensiones entre el pasado y el presente de Israel. Las relaciones son intemporales y transversales. La que se refleja aquí, la relación entre Noa y Teo, se puede dar en cualquier lugar y espacio temporal. Es una relación que conozco bien. El marco de sus narraciones es singular. Difícilmente podrían darse fuera de Israel. Una tierra dura, tensionada, pluricultural, con una sociedad en la que la solidaridad es una necesidad para la supervivencia.

De todo ésto va "No digas noche". Un título que no tiene una relación directa con la narración. Es una anécdota que cuenta  Teo el protagonista que en su juventud luchó contra los ingleses y los árabes. En su equipo había un rastreador beduino que trabajaba maravillosamente por la noche. Le llamaban así: "Noche". Pero sólo a sus espaldas. No se puede llamar noche a un árabe porque es nombre de mujer: Laila. Bonito ¿verdad?.

Teo es ingeniero de planificación y, en el momento de la narración tiene sesenta años y está al borde de la jubilación pero no le faltan contactos e influencias. Es un hombre pragmático, tranquilo y protector. Lleva 8 años junto a Noa, quince años más joven y viven en una ciudad llamada Tel Keidar cerca de Beersheva en el desierto del Neguev al sur de Israel. Creo que es imaginaria porque no la he encontrado por su nombre.

El desierto es un marco importante en esta novela. Da soledad, serenidad y también mucho calor seco y el polvo lo invade todo.


Teo y Noa se conocieron en Venezuela. El estaba viajando por toda Latinoamérica planificando ciudades y lugares y ella trabajaba para la Embajada israelí de Caracas. Acababa de morir su padre que estaba impedido del que cuidó durante años constreñida en su espacio. Ahora en América ella aún estaba buscando su propio espacio. Allí conoce a Teo y queda prendada de él, de tal forma, que inventa subterfugios para permanecer a su lado. Teo, que hasta entonces ha tenido relaciones múltiples pero esporádicas, siente que también hay algo diferente en Noa. Finalmente regresan juntos a Israel y se establecen en  Tel Keidar, una ciudad a medio hacer.

Teo y Noa son completamente diferentes. Uno es estable y la otra impulsiva e imprevisible. Una relación siempre al borde. Pero ¿Por qué se mantiene?. Y este es el secreto que nos desvela Amos Oz: porque el amor no basta si no hay amistad.

Los dos viven los mismos acontecimientos pero cada uno lo narra a su manera. Esta es la forma en que Teo ve su relación:

"La amistad entre los dos se convirtió en una relación abierta y divertida. Tanto ella como como yo sentíamos alivio y bienestar. Fue un raro intento porque hasta entonces no había creído en la posibilidad de una amistad entre un hombre y una mujer. Intimidad sí; pasión y juego, dar y recibir, todo ésto lo conocí con el paso de los años, siempre a la sombra de la conjunción indispensable entre el deseo y la perplejidad. Fijando de antemano los límites. Pero una amistad  como la que tienen los dedos de la palma de la mano , una relación carente de perplejidad, con fronteras abiertas, nunca pensé que fuera posible establecerla con una mujer. En realidad pensaba que era imposible con cualquier persona"

Al inicio de la novela ambos viven en esta pequeña ciudad. El trabajando en un pequeño despacho y ella enseñando literatura en el Instituto.

Uno de los alumnos de Noa aparece muerto supuestamente por sobredosis. No era un alumno con el que mantuviera una relación muy empática pero su muerte la sacude emocionalmente y termina liderando un comité para crear en el pueblo una residencia para rehabilitación de drogodependientes.

Teo ve el proyecto muy difícil. Ella le dice: "Tu siempre resumes. No me resumas". Teo no tiene ni idea de cómo ahorrarle el fracaso y la frustración. "Al principio -dice Teo- intenté advertirla con delicadeza, mas desperté una ira sarcástica que nunca imaginé en ella. Posteriormente intenté ayudar con algunas sugerencias y me encontré con su mordaz aversión. Debo contenerme como el que mitiga un dolor"

El planteamiento tensional de la pareja es el centro de todo. La razón del crear el comité, la vida de sus componentes, la burocracia del sistema israelí de ayuda y la paz el desierto es lo que rodea este núcleo.

Amos Oz con brillantez los pinta a sabios brochazos un cuadro realmente fantástico y sorprendente.

No se lo pirdan

domingo, 11 de marzo de 2018

El día en que se perdió la cordura. Javier Castillo

El día que se perdió la cordura
Javier Castillo

Centro de Boston, 24 de diciembre. Un hombre camina desnudo con la cabeza ecapitada de una joven. El Doctor Kinkins, director del centro psiquiçatrico de la ciudad y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.

...............................

Esta es una novela incomprensible por las siguientes razones:

  1. Ha tenido un cierto éxito de ventas por el fenómeno conocido de "boca - oreja". ¿Cómo ha podido recomendar alguien una novela como ésta?. Incomprensible.
  2. La novela tiene un excelente arranque e incluso me pareció aditiva. (Si miran opiniones de los lectores lo de "aditivo" se destaca mucho). Pero cómo la trama es total y absolutamente inverosímil, la historia se va desmoronando página tras página.
  3. Como otras muchas novelas de misterio, la acción cambia capítulo a capítulo y pasa de una época a otra pero llega un momento en que el lector se arma un lío tan tremendo que tiene que hacer un esfuerzo sobrehumano para poder continuar.
  4. Está escrita en otro idioma distinto del castellano pues son tales las faltas garrafales de sintaxis y puntuación que parece una traducción hecha por Google.
  5. Los personajes no tienen (como la propia historia) ni pies ni cabeza hasta llegar al absurdo final.


Una lástima.

Hay otros muchos libros que leer antes que éste.

viernes, 9 de marzo de 2018

Niebla en Tánger. Cristina López Barrio

Niebla en Tanger

Cristina López Barrio

Un amante fugaz. Una ciudad mágica. Un misterio olvidado en el viento. 
El 24 de diciembre de 1951 Paul Dingle desapareció en el puerto de Tánger sin que se llegara a saber qué fue de él. Sesenta y cuatro años después, Flora Gascón sospecha que es el mismo hombre con el que ha tenido una aventura en Madrid y del que se ha enamorado. El nexo entre ellos: Niebla en Tánger, la novela que Paul tenía sobre su mesilla de noche.
Flora viajará hasta esta ciudad mágica y llena de secretos en busca de la autora de la novela, la única que puede decirle quién es en verdad su amante y cómo encontrarlo. Pronto se da cuenta de que es ella misma quien debe escribir el final de la historia, pues en esa aventura también está en juego su identidad; es un viaje al fondo de sí misma.

-------------------------------------------------------------------------

Cristina López Barrio sorprendió a los lectores con "La casa de los amores imposibles" una historia muy dura de mujeres fuertes que ha sido traducida a varios idiomas. Niebla en Tánger, la que ahora reseñamos,  fue finalista del Premio Planeta del año pasado.

En esta novela volvemos a encontrar también toda una serie de mujeres irreductibles, dispuestas a todo para conseguir lo que quieren.
En realidad no es una novela. Son dos y una "película". La primera novela es la historia de Flora Gascón, una mujer muy frustada por su esterilidad y el desamor de su marido que tiene una noche tórrida y bastante loca con un hombre llamado Paul Dingler. Tras esta noche lo único que queda de él, además del recuerdo de su piel, es una cruz bereber y el conocimiento de la lectura de un libro que cuenta la vida de una mujer judía en Tánger en los años 20.

El contenido de este libro es la segunda novela.

La "película" es lo que imagina Flora que se lía la manta a la cabeza y se va a buscar a Paul a Tánger siguiendo la trama de la segunda novela.

La autora juega constantemente con la confusión del Paul que Flora conoció en un hotel de Madrid con el Paul de la novela. El problema es que entre los dos Paul hay sesenta y cuatro años de distancia. No es un problema menor. Flora busca a su Paul que, si viviera, sería más que centenario. ¿Se acostó con un fantasma?. ¿Con un "Dorian Grey"?

La novela está bastante bien trabada y los personajes podrían ser reales. Hay escenas del todo inverosímiles pero el lector, en la fiebre de la lectura imaginativa, acepta estas licencias con tal de poder leer el final de ambas historias.

Entretenida

martes, 6 de febrero de 2018

Todo es posible. Elisabeth Strout

Todo es posible
Elizabeth Strout


Una novela sobre el eterno sueño de ser comprendidos. Una famosa escritora vuelve al Medio Oeste americano, a la ciudad de su infancia, y desencadena una serie de historias narradas por aquellos que la conocieron: recuerdos de soledad y condescendencia, sutiles y poderosos sentimientos; y el siempre creciente abismo entre el desear y el tener.

Algunas opiniones

"Lo más valioso de Elizabeth Strout es la sutileza con la que explica los recovecos de la condición humana". Fernando Aramburu
"Sus novelas lo tienen simplemente todo. Su mirada, de una altura vertiginosa, no pierde un solo detalle". Paolo Giordano


Seguramente recordarán la novela que le valió el Premio Pulitzer, "Olive Kitteridge" - Quizás hayan tenido la suerte de ver la miniserie del mismo nombre que protagonizó magistralmente Frances McDormand o pudieron leer su otro gran éxito literario "Me llamo Lucy Barton". De cualquier manera ya sabrán que estamos ante una de las grandes escritoras norteamericanas del momento.

¿Por qué es grande?
Para mí porque escribe con un estilo aparentemente muy simple, directo, realista, como si nos contara una historia sin importancia pero que, sin embargo te conmueve profundamente porque penetra en los rincones ocultos de sus personajes.

Emplea una técnica que me recuerda la maravillosa película de Robert Altman "Vidas cruzadas". Strout escribe relatos cortos que pueden leerse por separado pero en las que sus personajes están, de alguna manera, relacionados. 
Imaginen algo así:
"Un hombre mayor, bien vestido, va por la calle para llevar a su perro labrador al veterinario. Es un hombre con un pesar enorme porque su hija ha huido con alguien que -el hombre piensa- que no le conviene en absoluto. El hombre cruza un paso de peatones. Al otro lado de la acera hay una mujer que lo reconoce: habían ido juntos a la escuela en la que ahora ella es la directora. Hace ver que no lo conoce. Frente al paso de cebra se ha detenido un coche conducido por un policía que está muy preocupado porque su padre tiene cáncer de próstata y él no puede pagar la clínica. El padre del policía está en casa recordando la casa de su niñez en un pueblucho de Illinois... etc. etc. 

Pequeñas historias como hilos que se juntan entre sí en un momento determinado.

Las nueve historias de "Todo es posible" tiene mucho que ver con la anterior novela "Me llamo Lucy Barton" porque casi todos los personajes (y son muchísimos) tienen alguna relación con Lucy o con su familia. Pero así como aquella novela era en realidad una conversación de la protagonista con su madre enferma, en ésta Elizabeth Strout se abre a toda  una serie de historias que nos muestran una sociedad cerrada del Medio Oeste americano.

Este sería un esquema del libro:
"La señal". La historia de Tommy Guptill, el conserje de la escuela de Lucy Barton al que el padre de ésta le quemó la granja.

"Molinos de viento". La historia de las hermanas Licely. La madre de estas tres mujeres, Katie, era clienta de la madre de Lucy que era costurera. Inesperadamente Katie, ya septuagenaria, se escapa a Italia con un hombre veinte años menor abandonando al marido y a las tres hijas. Luego la volveremos a encontrar en otro relato.

"Rota". Una de las tres hermanas Licely, Linda, se casa con un hombre rico Jay que es un depredador sexual. Y ella lo sabe. 

"La teoría del pulgar magullado". Es una teoría basada en el hecho de que, cuando uno se machaca un dedo clavando un clavo, por ejemplo, en un primer instante no siente dolor. Piensa "no hay para tanto". Pero inmediatamente el dolor lo sacude como un rayo. Es la historia de Charlie Macauley. Un hombre gris marcado por lo vivido en Vietnam con un matrimonio desgraciado del que veremos que intenta evadirse con mala fortuna. Charlie es el amor secreto de una de las hermanas Licely, Patty.

"Misisipi Mary" La hija menor de los Licely visita a su madre en un pueblecito costero cerca de Génova. ¿Por qué las abandonó?.

"Hermana". Lucy Barton, ya escritora de éxito, viaja a Chicago para una presentación y decide hacer una escapada a su pueblo de origen en donde aún viven sus hermanos. Terrible.

"El hostal de Dottie". Dottie es soltera y entrada en la madurez. Gestiona con bastante éxito un pequeño hostal. Un médico a punto de jubilarse y su mujer Shelly alquilan una habitación por unos días ya que él debe asistir a un congreso. Shelly, cuando se queda sola siente la necesidad de hablar con alguien y elige a Dottie como su confesora. Le cuenta la historia de una amiga, Annie Appleby, que es una famosa actriz de teatro.

"Cegados por la nieve". Precisamente Annie Appleby es la protagonista de esta historia conmovedora y dura. Tiene muchos puntos en común con la historia de Lucy Barton. (¿Se ve ahora más claro lo de los hilos entrelazados de todas las historias?)

Y así saltamos de un personaje a otro. De una tragedia y de una frustración a otra y de un maltrato a otro.

Les aseguro que uno queda perplejo cuando termina el libro y se da cuenta de lo que acaba de leer: historias (la mayoría de mujeres) sin importancia.

domingo, 4 de febrero de 2018

El color del silencio. Elia Barceló

El color del silencio

Elia Barceló

Islas Canarias, 16 de julio de 1936.
Una muerte que abrirá las puertas al golpe de Estado y a la Guerra Civil Española.
Rabat, Marruecos, 20 de julio de 1969.
Una fiesta en el jardín de una antigua mansión.
Un asesinato que quedará sin resolver y destruirá una familia.
Madrid, época actual.
Una mujer busca respuestas a lo que sucedió.
Helena Guerrero es una artista de renombre internacional, conocida por las sombras que invaden sus cuadros y que, aparentemente, reflejan un misterio de su pasado que nadie ha sabido nunca explicar.
Ahora, después de muchos años de alejamiento, una terapia psicológica llamada «constelación», una boda en la familia y un e-mail de su cuñado ofreciéndole información la traen de vuelta a Madrid desde Australia, donde vive. Al llegar se encuentra también con unas cajas donde su madre, antes de morir, ha dejado fotografías y documentos que podrían explicar el asesinato de su hermana Alicia en 1969.

Junto con su pareja, Carlos, Helena viajará a Rabat, a La Mora, la antigua casa familiar, al maravilloso jardín que guarda las sombras del pasado y las terribles respuestas a las preguntas que la han acompañado toda su vida.

Hay cosas que no entiendo. Lo peor de todo es que seguramente debiera entenderlas y si no lo hago es porque algo no acaba de funcionar como debiera.

Miren la portada de este libro. Una señora muy aparente con un vestido floreado. Va, viene o está en una fiesta. ¿Por qué parece que acaba de salir de algún lugar en donde amasaba pan? o ¿estaba pintando la pared de su cuarto?.

Más cosas. Unánimemente todas las opiniones que he leído son favorables al libro. Entonces ¿por qué me parece que ya he leído antes todo eso de las cartas que de pronto aparecen en cajas polvorientas y que como las migajas de garbancito vas leyendo hasta descubrir que tu padre es un asesino, tu madre una ladrona de niñas, tu hermana una adúltera y que tú, la protagonista, parece s caer del guindo a tus sesenta años?.

¿Es tan difícil escribir una novela española en la que no aparezca la Guerra Civil, lo de los misterios  de tus progenitores, el que tu madre no sea tu madre.... etc. etc?





sábado, 3 de febrero de 2018

Un bello Misterio. Louisse Penny

Un bello misterio

Louisse Penny

En un paraje virgen de Quebec, a orillas de un lago rodeado de bosques y muy alejado de la civilización, se encuentra el monasterio de Saint-Gilbert-Entre-les-Loups, donde dos docenas de monjes de clausura viven entregados a la contemplación. Cultivan un huerto, recogen los frutos del bosque, son autosuficientes y, sobre todo, cantan. Curiosamente, una comunidad que ha hecho voto de silencio es célebre en todo el mundo por sus salmodias gloriosas del canto gregoriano, cuyo impacto tan profundo en el espíritu del cantor y del oyente es conocido como «el bello misterio».
Se asegura que los monjes jamás han abierto sus puertas a ningún extraño... hasta hoy, cuando los inspectores Armand Gamache y Jean-Guy Beauvoir, que llegan a bordo de una lancha motora, están a punto de convertirse en los primeros seres humanos ajenos a la orden en acceder al recinto. Su billete de entrada es un muerto, el hermano Mathieu, prior y maestro del coro, que ha sido asesinado tras recibir un fuerte golpe en el cráneo. Mientras la frágil armonía de la congregación se deteriora, poniendo al descubierto las desavenencias de un grupo profundamente dividido, Gamache tendrá que conjurar sus propios demonios y enfrentarse a uno de los casos más crípticos y complejos de su carrera.

En este blog he reseñado todas las novelas publicadas en castellano de Louisse Penny. Me gustan mucho sus personajes,así como los ambientes rurales y boscosos en que se desenvuelven. Probablemente me siento predispuesto porque me encanta Canadá y sobre todo Quebec. Pero, independientemente de estas preferencias, hay que reconocer que Louisse Penny es una de las mejores en el género de novela negra porque te atrapa desde la primera página y ya no te suelta. La forma en que poco a poco va haciéndote comprender que el núcleo de la investigación está en un error en la decisión del asesino de matar. Al final del libro la autora narra una historia muy interesante. Un anciano creec le dijo una noche a su nieto. "Dentro de nosotros habitan dos lobos. Uno es blanco y nos aconseja el bien, Otro es gris y nos aconseja el mal. Y siempre están luchando entre si." El nieto le preguntó, "¿pero quién termina ganando?". Y el abuelo le contestó: "Aquel al que tu alimentas".

En las novelas de Louisse Penny (y en la vida) las conductas humanas son complejas y a veces contradictorias. No siempre uno hace lo que en realidad quiere hacer. 

En esta novela la autora rompe un poco los anteriores esquemas y abandona el escenario del imaginario pueblecito de Three Pines en el que se han desarrollado algunas de su más conocidas novelas y nos encerramos en un centenario convento  llamado Saint-Gibert-Entre-les-loups en donde viven en régimen de clausura dos docenas de monjes de una orden que todos creían desaparecida. Saltaron a la sociedad con la edición de un CD de canto gregoriano que se convirtió de la noche a la mañana en un éxito de ventas. Pero, como verán si leen el libro, todos los grandes cambios, incluso los que vienen como consecuencia de un éxito, exigen pagar un precio.
El precio es el asesinato del prior del convento, el director el coro y, para resolverlo acuden a aquel lejano lugar el Inspector Gamache y su ayudante Jean-Guy Beauvoir.

Algunas notas al margen. Louisse Penny confiesa que la música para ella es como una magia que la estimula en su inspiración literaria. "Cuando escucho música visualizo a mis personajes, los oigo, los percibo y el proceso me entusiasma. Los personajes toman vida al escuchar cierta música. Es una acto transformador. Siento la divinidad de la música." 
"Al preparar el libro leí una obra titulada "Tu cerebro y la música" del Profesor Daniel J. Levitin de la Universidad McGill que estudia el efecto que causa la música en el cerebro. Queria explorar este "bello misterio".

Parece que el Monasterio está basado en uno existente, La Abadía de St-Benoît-du-Lac que se encuentra en medio de un paraje maravilloso de bosques y lagos al este de Montreal. Si les apetece verlo y escuchar su canto gregoriano, cliquee aquí.

La novela es asombrosa y la lástima es que no podamos oír la música que es el centro de la novela. Pero aprendemos muchas cosas sobre el canto gregoriano. El canto llamo. Una música aparentemente simple que puede hipnotizarnos o llevar nuestro cerebro a sensaciones desconocidas. Gamache, en un momento determinado se atreve a decir que la mirada que ha visto en los monjes cantores se parece mucho a la de los adictos por sustancias.

Leyendo "Un bello misterio" conocemos cómo los monjes, valiéndose de los "neumas" señales misteriosas sobre las letras de los cánticos, pudieron escribir música mucho antes de que se inventaran las notas. Los "neumas" simplemente reflejan los movimientos de las manos del director del coro y hacen que el canto se acelere o ralentice. Fantástico.

Pero no todo es canto gregoriano en la obra. Penny. Vuelve a traernos los demonios escondidos de las pesadillas de Gamache y Beauvoir de novelas anteriores y lo hace de la mano de una mala persona: el superintendente Francoeur, el Jefe de la Surete de Quebec.
Pero ya no cuento más.

Léanla, por favor-

jueves, 18 de enero de 2018

Pulso. Julián Barnes

Pulso

Julian Barnes

En una población costera un agente inmobiliario divorciado inicia una relación con una camarera extranjera y acabará descubriendo un secreto doloroso; dos escritoras ya mayores comparten giras de conferencias, una larga amistad, tiranteces, celos, maldades y confidencias; en los albores de la historia de Estados Unidos un pintor de retratos se venga de un detestable cliente; un hombre queda fascinado por una mujer aquejada de una enfermedad de la piel que la obliga a llevar guantes... Éstas son tan sólo algunas de las historias que conforman Pulso, una espléndida colección de cuentos que indagan con sutileza, humor y perspicacia en las pasiones y debilidades humanas, a través de unos personajes inolvidables.
-------------

Julian Barnes es simplemente genial. La primera novela que leí de él fue "Niveles de vida" tres historias que parecen aisladas pero que resultan sutilmente interconectadas. Ahí descubrí a este autor inglés que es capaz de sembrar en una conversación aparentemente banal una profunda reflexión sobre el dolor, el amor o simplemente la vida misma.

Pasé un cierto tiempo sin caer en la tentación de leer otra obra suya pero no pude reprimirme de asistir a una sesión cinematográfica de una obra  que aún no había leído. Se trataba de "El sentido de un final" del director indio Ritesh Batra con Jim Broadbent y Charlotte Rampling. Resultó ser una de las mejores películas que había visto en el 2017. Fantástica. Si pueden, vayan a verla.

Consecuencia de la película: volví a caer en la adicción a Julian Barnes pero esta vez literariamente. Por Reyes regalé libros de este autor a mansalva. Ignoro si mis allegados los leerán o no. Si no lo hacen, lo siento por ellos porque se perderán un pequeño disfrute intelectual.

El que reseño se situla "Pulso". Se compone de once relatos ordenados en dos apartados. 

Los de los dos apartados tiene su razón de ser. Me explico. En el primero hay seis historias aunque cuatro de ellas contienen el mismo argumento: tres parejas que en una sobremesa discuten acaloradamente sobre todo lo imaginable: la historia de Norteamérica, el cáncer de colon o el papel de la religión. Veamos de qué van las restantes de este primer apartado (sin "espoilers", por supuesto)

Viento del Este.- Un hombre divorciado a causa de ser un "mete patas" intenta una nueva relación con una camarera extranjera.

En la cama de John Updike- Dos autoras de mediana edad y mediado éxito literario reflexionan juntas sobre su vida pasada y sobre su actual relación.

El universo de la Jardinería. Un matrimonio. Una nueva vivienda con un pequeño jardín. Ambos, de diferente forma y perspectiva se obsesionan por embellecer el jardín. El urbanita y la Naturaleza. Tensiones pero no más.

Invasión de la propiedad privada. Seguimos con las obsesiones. Aquí es un maestro recién divorciado "fan" absoluto del excursionismo que intenta una nueva relación con una empleada de banca también excursionista ·"ma non tan fanática".

Las líneas del matrimonio. Una pareja, también amante de la Naturaleza, veranean cada año a lo largo de toda su vida en una pequeña isla escocesa. El relato sigue la linea sinuosa que sigue la relación del matrimonio, comparándola con la pareja de isleños que regenta el "braid and Brekfast" en el que veranean. Es muy interesante este relato.

Y a partir de aquí empieza la segunda parte que perfectamente hubiera podido ser otro libro. ¿Por qué ha hecho esta diferencia, este nuevo espacio, Julian Barnes. Los cinco relatos también se centran en las relaciones humanas pero con dos diferencias sobre los relatos anteriores: Cada uno glosa un sentido y pertenecen a tiempos históricos diferentes.

El Retratista.- El oido. 
Siglo XVII. Un hombre sordomudo por una enfermedad infecciosa a los cinco años se gana la vida como retratista errante y de pronto un cliente especialmente egocéntrico le exige "más dignidad" en su retrato. La gente siempre se sorprende al verse en el cuadro "¿Así me ven?. ¿Así me verán cuando me muera?. Algunos, como este cliente simplemente no puede aceptarse como es.

Complicidad.- El tacto.
La novia del protagonista sufre de un síndrome de circulación deficiente que se manifiesta cuando hace frio y entonces la sangre se concentra en las zonas importantes y se retira de las extremidades (los dedos amarillean). Por su parte él padece una extraña enfermedad de la piel.se establece cierta complicidad.

Armonía.- La vista.
Una niña, excelente pianista, queda ciega cuando tenía tres años. Se supone que estamos en Viena sobre el 1770. El doctor M. intenta curarla mediante imanes. (¿De donde sacará Barnes estas historias?. ¿Son todas imaginadas?). Resultados sorprendentes.

Carcasona.-El gusto.
1839. Una historia de amor de uno de los últimos héroes románticos: Garibaldi con Anita una portuguesa medio india que vivía en Brasil. Vivió y combatió con él durante diez años, le dió cuatro hijos y murió en los brazos de Garibaldi en Italia. Barnes reflexiona sobre el flechazo y la relación del gusto con el sexo. Muy interesante.

Pulso.- El olfato.
No diré nada sobre este maravilloso relato. Sólo un consejo: por favor, leanlo en primer lugar aunque sea el último cuento del libro. Es impresionante.

Cuando uno tiene la suerte de pillar un libro tan conmovedor y, a la vez, tan desconcertante en su sinceridad, debería hacer alguna ofrenda a alguna musa por haberlo inspirado y luego respirar hondo pensando ¡qué suerte he tenido de disfrutar de un momento así!.

miércoles, 17 de enero de 2018

Eva. Arturo Pérez-Reverte

Eva

Arturo Pérez-Reverte


1937

Mientras la Guerra Civil sigue su trágico curso, una nueva misión lleva a Lorenzo Falcó hasta Tánger, turbulenta encrucijada de espías, tráficos ilícitos y conspiraciones, con el encargo de conseguir que el capitán encargado de un cargamento de oro del Banco de España cambie de bandera. Espías nacionales, republicanos y soviéticos, hombres y mujeres, se enfrentan en una guerra oscura y sucia en la que acabarán regresando peligrosamente fantasmas del pasado.




---------
Segunda entrega de la serie del espía super macho Lorenzo Falcó en la que, como es habitual en estos casos, aparece también su Némesis Eva Neretva, la espía bolchevique con la que siempre se enfrenta en la cama y fuera de ella. Mucho más fuera de ella.

Hay novelas que, cuando las lees, piensas: "Fijo que de ésto sale el guión de una película". Cuando lees la serie de Lorenzo Falcó dices: "Es un cómic fantástico". De hecho otras novelas de Arturo Pérez-Reverte (la serie de Alatristre) se han editado como tebeos. (Lo siento, soy de la generación de los cuarenta). Con ello no quiero decir que no sea una novela entretenida. Lo es.
Tampoco que esté mal escrita. Está cuidadosamente documentada en todos los detalles hasta los más mínimos, tanto los descriptivos de la localización de la ciudad de Tánger en aquellos años como de los personajes de los que siempre hace un cuadro sumamente realista hasta de los últimos pliegues de su vestimenta o de sus hábitos y costumbres. Casi se puede oler la brillantina de los arreglos capilares masculinos y los perfumes de las cuatro mujeres con las que comparte efluvios. Todo muy detallado y todo bastante ligero. 

La historia en sí es cortita. Toda la tensión se centra en si podrán hacerse con las cajas que contienen el oro y que están en la bodega del artillado mercante Mount Castle. La duda es si lo harán antes de que el barco zarpe de Tánger o después. Si lo hacen antes es porque habrán convencido de alguna manera más o menos rastrera al capitán Fernando Quirós para que cambie de bandera, de la republicana a la nacional. Pero si lo hacen después de que el barco salga a las aguas internacionales, será hundido por el destructor nacional Martín Alvarez que lo estará esperando. Este es el intríngulis de la novela. Como verán la cosa no es muy complicada. Los tebeos no suelen serlo.

Lo mejor de la novela: el diálogo entre los dos capitanes, el del barco rojo y el del barco republicano.
Lo más prescindible: las escenas eróticas y la relación sado masoquista entre Lorenzo Falcó y Eva Neretva.

Es una novelas de las que, cuando la has terminado ya la has olvidado

martes, 2 de enero de 2018

Enviada especial. Jean Echenoz

Enviada especial

Jean Echenoz

Por las páginas de esta novela asoman, entre otras muchas cosas, un secuestro, un general conspirador y su secuaz, una moderna Mata Hari, una vieja gloria del pop a la que acecha un pasado oscuro, un atracador vengativo, un hombre misterioso con una mancha en la cara en forma de mapa de Nueva Guinea, un asesinato, un dedo amputado y un complot contra Corea del Norte.

Un breve comentario

Supongo que les habrá pasado alguna vez: estar tranquilamente sentado en la butaca de leer con un libro en las manos y riendo sin parar como un enajenado.

Menos mal que estaba completamente solo.

Aviso, pues, a navegantes. Esta es una novela surrealista que narra hechos completamente imposibles de que ocurran en la (a veces demasiado) aburrida realidad. Algo así como la película de José Luis Cuerda "Amanece que no es poco" en la que los hombres crecen en la tierra como las lechugas y los aldeanos presumen de conocer a fondo a Dostoievsky. Un trabajo inolvidable.

Jean Echenov tuvo un importante éxito con su novela 1914 sobre la Gran Guerra. Un trabajo muy minucioso y documentado. Luego ha escrito biografías sobre hombres del siglo XX (Ravel, Emil Zátopek, etc.) Y de pronto nos sale con esta parodia de espías. 

Su estilo es bastante original. Nos narra la historia una tercera persona omnisciente. Y cuando digo "narra" quiero decir que nos la cuenta directamente a sus lectores con guiños, gestos supuestos y abundancia de detalles geográficos la mayoría innecesarios. Como algunos de los personajes que no se sabe qué pintan en este escenario. El narrador hace bromas con nosotros constantemente ("Aunque yo sea omnisciente, no lo soy del todo" como si hubiera sucesos que se escapan a su pluma. O "Como ustedes habrán supuesto... Fulano es en realidad Zutano", jugando con la confusión de los nombres de sus personajes.

La mayoría de lo que acontece en la novela no tiene mucho sentido. ¡Peo qué más da!. Disfrútenla como he hecho yo.




lunes, 20 de noviembre de 2017

Por encima de la lluvia. Víctor del Árbol

Por encima de la lluvia

Víctor del Árbol




Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es defi nitivo mientras queden ilusiones que perseguir.

Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante.

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes.


------------------------------------
Una anterior novela de Víctor del Árbol me pareció tan fuerte y terrible que, simplemente, no pude resistirla. Eso pasa en alguna ocasión. Lo que estás leyendo te conmueve tanto, choca tanto con tus fantasmas mentales que instintivamente apartas la mano del fuego. Huyes de este sufrimiento.
¿Qué quiero decir con todo éstp?
Que Victor del Árbol es un autor que puede estremecer por la dureza de las escenas que nos presenta. No es "gore". Lo "gore" es engañifa, quetchup y vísceras de conejo. Del Arbol no sólo escribe jodidamente bien, sino que te arrastra a su mundo como este tornado que se ve a la izquierda de la portada de su libro. Un mundo tan realista que da miedo. Te gustaría que la realidad no fuera tan inclemente. Pero eso es lo que hay.

 La narración salta de de generación en generación. De abuelos a nietos. Todos con sus misterios, sus pecados ocultos y su rabia luchando para sobrevivir. alcanzar esa felicidad que sólo se intuye detrás de tanto dolor.

El puntal del libro es la conmovedora relación entre Miguel y Helena. Miguel con su recién diagnósticado Altzeimer descubre que la vida metódica, reglada, segura no es tal vida. Helena es todo lo opuesto. Vive por los cuatro costados. Pero el pasado la persigue sin piedad. Los dos juntos abrazan su soledad.

La hija de Miguel Marta está vinculada a un maltratador. He puesto vinculada porque su relación no se parece nada al amor. Está unida a Gregorio como uno puede estar unido a un brazo muerto. Le duele pero no puede desprenderse de él. Y lo más incomprensible: se revuelve contra su padre que quiere librarla de este tormento constante.
¡Qué bien descrita está esta tóxica relación!. ¡Que fantásticamente el autor nos muestra la desesperación de un padre que no puede evitar que un psicópata maltrate a su hija sin que nadie pueda detenerlo.

Saltamos de Sevilla, Madrid o Barcelona a Malmöe en Suecia. Allí envejece como un despojo Abdul, el ayudante moro del padre de Helena. Allí están su hija y su nieta como esclavas de un mafioso. Allí está el pasado de un hombre que amó desesperadamente a otro hombre cuando eso era un gran tabú en la sociedad española de los cincuenta.

Una novela dura pero muy bien tramada. Inolvidable-